Qué ver en Helsinki en verano

En este artículo conocerás Helsinki en verano, cuando está verde, llena de parques y bosques y con la naturaleza en su punto álgido.

Cuando hablamos de Helsinki podemos decir que, sin duda, esta ciudad nórdica son dos en una: Helsinki en verano, sin nieve, y Helsinki en invierno, con nieve. La capital finlandesa hace una metamorfosis tan profunda entre estaciones que apenas se reconoce. 

Helsinki en verano tiene algo especial, algo que no se percibe deambulando simplemente por los barrios más céntricos. Al dar cuatro pasos fuera del meollo, de pronto todo cambia profundamente. Allí se entra en la auténtica Helsinki veraniega, donde la naturaleza, el mar, las islas, la arquitectura y el estilo de vida de los finlandeses se convierten en un oasis de tranquilidad y harmonía. A continuación, conocerás los aspectos de la capital de Finlandia que valen la pena conocer, sobre todo en la época sin nieve. Para no perder nada de Helsinki veraniega, lo mejor es contratar un tour en castellano.

La naturaleza

Kaivopuisto en verano
En Helsinki es muy normal salir de casa y toparse con los árboles. Foto: #visitfinland
Los bonitos parques y los bosques de sus alrededores son los que le otorgan a Helsinki su carácter. En muchos barrios el límite donde acaba la ciudad y empieza la naturaleza se confunde, ya que parece estar integrada: una quinta parte de Helsinki es bosque. Ya debajo de los árboles del céntrico parque de Esplanadi se respira una sensación de tranquilidad, pero al dar unos pasos fuera del centro todo cambia y te encuentras prácticamente en el bosque. En Helsinki es muy normal salir de casa y toparse con los árboles. Además de la suerte de estar rodeado de bosques, cualquier persona tiene derecho a disfrutar de ellos libremente y usarlos como zona de recreo, para observar aves o para recoger setas y bayas. Si eres afortunado puedes ver ardillas, erizos, liebres, comadrejas o incluso algún zorro. El mejor sitio cerca del centro para disfrutar de la naturaleza es, sin duda, Seurasaari.

El Mar

El Mar está intensamente presente en la vida en Helsinki. Foto: Jussi Hellsten

Helsinki tiene 100 km de costa y, desde cualquier punto, el mar nunca queda lejos. De hecho, el mar está intensamente presente en la vida cotidiana de sus habitantes. Si rodeas la ciudad, a lo largo de sus costas encontrarás cafeterías, restaurantes, parques, puertos, playas, muelles, barcas, saunas, zonas de recreo, obras de arte y reservas naturales, como por ejemplo Vanhankaupunginlahti, que es un importante oasis de aves migratorias. Además, en la costa de Helsinki puedes ver algo no tan común en latitudes más al sur: los rompehielos anclados en Katajanokka, que en verano permanecen amarrados uno al lado del otro, mientras esperan que llegue el invierno y el mar Báltico esté helado para salir a faenar.

Helsinki, Tallin y Estocolmo están unidas por ferris. Foto: Jussi Hellsten #visitfinland.

Para contemplar la ciudad, puedes escoger dos puntos de vista bien diferentes: desde la tierra o desde el mar, y sin duda, la vista desde el agua es espectacular. Para disfrutar de ella es posible usar los minicruceros que se organizan durante el verano o, si deseas visitar alguna de las islas que rodean Helsinki, los ferris de transporte público. Si quieres ir más lejos, al ser una ciudad portuaria, existen excelentes conexiones que funcionan todo el año a través de rutas de ferris a otras ciudades del mar Báltico, sobre todo a Tallin y Estocolmo

Las islas


Una de las islas de Helsinki, Vallisaari. Foto: @julia_kivela #visitfinland.

En el mar que rodea Helsinki hay más de 300 islas de tamaños muy variados. En una de las grandes, en Lauttasaari, encontrarás un barrio de 20 000 mil habitantes, pero también islotes pequeños habitados únicamente por aves. Muchas islas son de uso recreativo y gozan de enorme popularidad entre sus ciudadanos, en especial durante los meses de verano. De las islas, la fortaleza Suomenlinna es la más visitada, y con mucha razón. Suomenlinna está declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO y hoy en día es una importante zona de recreo, restauración y museos. Para los que quieran ver animales autóctonos finlandeses, una visita al zoo, en la isla Korkeasaari, es recomendable. Pero si quieres presenciar algo único y menos abarrotado, dirígete a Seurasaari. Allí encontrarás, además de unas muestras de edificios históricos de madera, un ambiente rural y la población de ardillas más grande de Helsinki.

La arquitectura

La Catedral luterana de Helsinki, Tuomiokirkko. Foto: #visitfinland

Helsinki ofrece una amplia muestra de estilos: desde edificios ultramodernos hasta barrios de madera bellísimos, pasando por monumentos neoclásicos. La plaza Senaatintori y sus alrededores forman un conjunto de estilo neoclásico donde está ubicada la catedral luterana de Helsinki, Tuomiokirkko, el edificio más fotografiado de todo el país. Al tener históricamente mucha influencia rusa, Helsinki posee la iglesia ortodoxa más grande de Europa occidental, Uspenskin katedraali, situada al lado de Kauppatori. El museo del arte moderno Kiasma y la nueva biblioteca central Oodi, situados en el centro, representan la arquitectura más de vanguardia. Un poco más alejada de la zona central, en el barrio de Töölö, encontrarás Temppeliaukion kirkko, una iglesia construida dentro de la roca, que es uno de los monumentos más visitados de la capital finlandesa.

Casas de madera en Helsinki. Foto: @julia_kivela #visitfinland
La arquitectura de las iglesias, de los edificios oficiales y de los monumentos históricos es indudablemente interesante, pero también es muy aconsejable acercarse a los barrios de casas de madera. De hecho, aún se mantienen manzanas enteras de edificios de madera históricos cuidadosamente conservadas en Kumpula, Vallila y Käpylä.

El estilo de vida

El estilo de vida en Finlandia es tranquilo. Foto Julia Kivelä
El estilo de vida los finlandeses es tranquilo. Foto @julia_kivela.

Los finlandeses viven de una manera confiada, tranquila, sin aspavientos, con mucha cultura, y, sobre todo, cerca de la naturaleza. En Helsinki uno puede percibir un estilo de vida realmente fuera de lo común, si se compara con muchas urbes del planeta; se respira mucha confianza entre los finlandeses. Muy pocas zonas están valladas o separadas por muros; parques, bosques, jardines, patios interiores y edificios públicos tienen accesos abiertos, ya que se consideran como la sala de estar común de todos los ciudadanos. El contacto directo con la naturaleza, los bosques, el mar y las islas hace que el estilo de vida finlandés sea algo que envidiar para muchos.


Helsinki es una ciudad rica en festivales. Foto: #visithelsinki.

Además, sobre todo durante el verano, Helsinki es una ciudad con una rica oferta de festivales al aire libre, música en vivo y cultura en general. Pero no nos olvidemos una parte esencial del estilo de la vida de los finlandeses: tomar un buen café acompañado por el dulce típico que te roba el paladar, el korvapuusti. 

Un dulce típico, korvapuusti. Foto: #visitfinland

Leave a comment

You are commenting as guest.

Suscríbete a nuestro newsletter