• Inicio
  • BLOG
  • La noche polar - cuando la luz es otra cosa

La noche polar - cuando la luz es otra cosa

La mejor época para experimentar la noche polar es en diciembre y en enero

Una de las curiosidades finlandesas más peculiares es sin duda la noche polar. En Laponia, la noche polar es la época en que la luz cambia de tono y escasea para ser algo diferente, otra cosa. Ocurre en medio del invierno, y cuanto más al norte estás, mejor la experimentas.

En Finlandia, la transformación que atraviesa el país durante los 365 días del año es algo muy extraordinario. Cada día, cada mes y cada estación son diferentes. Si vas a Finlandia en verano encontrarás un país completamente verde, y si lo visitas otra vez en invierno, estará todo blanco de nieve. Parecerá que hayas aterrizado en lugares completamente distintos.

Además del paisaje, lo que sufre una metamorfosis espectacular es la luz del sol. Hay una alteración paulatina que hace que el verano tenga muchas horas de luz y el invierno, pocas. En Laponia, en el norte, este cambio es mucho más brusco que en el sur de Finlandia. En este artículo nos centramos en la noche polar ―kaamos en finés―, que es la época de poca luz que transforma el paisaje en algo difícil de explicar. Hay que verlo.

Kaamos en Laponia
Mediodía en Laponia durante la época de la noche polar. Foto: #visitfinland

La noche polar queda muy marcada en Laponia, por encima del círculo polar ártico, donde durante esa época parece como si el sol se escondiera y temiera salir a la vista. A lo largo de unas semanas la luz del sol se ve, pero solo como reflejo en el horizonte. El sol en sí no llega a salir.

La noche polar dura unas semanas, desde principios de diciembre hasta finales de enero, durante las cuales las bajas temperaturas exteriores, la nieve, la luz escondida del sol, los reflejos, el silencio de la naturaleza invernal y el sonido de pisar la nieve forman un paisaje visual y sonoro mágico.

La noche polar es el mejor momento para ver la aurora boreal. Foto: #visitfinland

En Finlandia, la noche polar, a pesar de ser la época de poca luz, se la toman con mucha normalidad. La vida sigue, ya que los finlandeses están muy acostumbrados a todas las épocas del año. Una buena iluminación exterior e interior, casas bien acomodadas y muchas posibilidades de pasar el tiempo libre en centros comerciales, teatros, polideportivos y otros lugares de entretenimiento hacen que la noche polar, de hecho, también se aproveche mucho.

La noche polar se aprovecha para estar cómodo en los espacios interiores.

Para un visitante, es mejor conocer la noche polar lo más al norte posible. Cuanto más oscuro es, cuanto mejor se esconde el sol y cuanta más nieve tienes a tu alrededor, más fuerte es la experiencia de este extremo hermoso del invierno finlandés.

Leave a comment

You are commenting as guest.

Suscríbete a nuestro newsletter